martes, 14 de noviembre de 2017

Capitalismo salvaje



EN NUESTRA CIUDAD llueve durante todo el año, por eso no es de extrañar que una de las profesiones más prósperas fuera la de paragüero. Y digo fuera, porque desde que doña Gertrudis entrara al negocio, todos nos hemos visto forzados a bajar las persianas. Es que no hay manera de competir contra sus paraguas con arcoíris incluido.
.

4 comentarios:

Sara dijo...

Desde luego... Estos capitalistas... No saben qué inventar.

Y veo que lo del paraguas también es recurrente.

Muy bonito.

Besos.

Ángeles dijo...

Hombre, es que un paraguas con arcoiris incluido es una maravilla maravillosa. Contra eso no hay nada que hacer.

Por cierto, ¿los vende por internet? :D

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Es que nada vende como las ilusiones.

José A. García dijo...

Algunos tienen la idea justo en el momento adecuado.

Saludos,

J.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...