lunes, 7 de mayo de 2012

Extravíos del respetable



TRAS el sapo aullador que interpretaba “La donna è mobile”, aparecieron un antílope tricorne al galope de sus seis patas, el último dragón liliputiense de las islas Fiyi arrojando a diestra y siniestra fogonazos de arcoíris y un querubín de pomposas alas negras que, entre cabriolas y risotadas, se esfumó en una nube con aroma a pachulí. La silbatina y los improperios no se hicieron esperar, y el artista, ante el temor de que la cosa pasara a mayores, debió ser escoltado hasta las afueras de la ciudad.
Si hay algo insoportable para ciertos públicos es que un mago no saque, como Dios manda, un conejo de la galera.
Safe Creative #1205031577364
.

24 comentarios:

Sara Lew dijo...

Es verdad que hay ciertos públicos que no desean sorpresas, solo que le den lo clásico, lo que tanto esperan.
Muy bueno, Gabriel.
Y la fotografía me tiene intrigada porque parece real... ¿ese dragoncito existe o yo soy demasiado ingenua? :-)
Un abrazo.

Sergio Cossa dijo...

¡Excelente micro!
Ese mago optó por lo más fácil, con lo complicado que es sacar conejos y palomas... Por eso el público se ofendió.
Y ni que hablar de lo desafinado del sapo.
¡Saludos!

David Moreno (No Comments) dijo...

Veo algo de crítica, ante un público apalancado y poco amigo de sorpresas. A veces, ante un espectáculo determinado uno ya sabe de antemano lo que quiere ver y punto.

Micro que lleva tu sello Gabriel.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

XAVIER BLANCO dijo...

Gabriel, la magia es así, y no todos están preparados para ella. No siempre es fácil entender que las cosas pueden ser de otra manera.

Me gustan estos micros que son fotogramas, imágenes potentes que se quedan grabadas en la retina. Por suerte Dios sabe poco de magia, lo espiritual es demasiado previsible.

Un abrazo

Aurora Ruá dijo...

Buenísimo, Gabriel! ¿Para qué superar las expectativas de un público tan apático?
(Yo quiero un dragoncito como el de la foto, es monísimo!!)

alma dijo...

Grr, sabía que el conejo iba a resultar un guacho...mira la que lió por fugarse...y todo para importunar a las tres de la mañana...oh, si yo fuera el mago cuando lo encontrase lo haría en pepitoria.

:D

Me encanta este universo :)

Un beso

Elisa dijo...

Resulta que el dragón liliputiense de las islas Fiyi ¡existe! ;-).

Elisa dijo...

Divertido comentario el de alma.

Francisco Espada dijo...

Siempre imprevisible; siempre genial.
¡Benditos extravíos!
Un abrazo.

Laura dijo...

Uy ¡pues es buenísimo!. Me tenías intrigada con tanto animalito enigmático, y has finalizado sacando el conejo de la chistera. ¡Muy bueno, de verdad!. Es que hay públicos que no se merecen ser un artista.

BESOS

MJ dijo...

Un texto lleno de magia. Maravilloso, _Gabriel.

Un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

Fina la crítica y con aura irónica.
No se puede pedir más.
Un fuerte abrazo,
P

Enmascarado dijo...

Pero es que nunca está de más tener un conejo guardado por lo que pase. Es lo primero que que enseñan en la academia de magos.

Un abrazo

La Abela dijo...

Una historia con moraleja, es que nadie está conforme con algo inesperado, prefiere lo de siempre...

Gabriel Bevilaqua dijo...

¿Sara, y si hacemos como que existe? ;)

Sergio y David, gracias.

Xavier, bienvenido al Elefante. Coincidimos, a mí también me gustan los micros visuales.

Jaja, ¡Aurora, yo también quiero uno!

Ay, no, Alma, el conejo será un guacho, cierto, pero lo necesito todavía para alguna que otra historia. Pero cuando termine si quieres te lo envío para alguna de tus recetas ;)
(¡Y a mí me encanta que te encante!)

¡Sí, Elisa, existe! :)

Francisco, Laura, MJ y Pablo, un placer de que les haya gustado.

Cierto, Enmascarado. Le ha salido caro al mago el ahorrarse unos pesos.

En efecto, La Abela, por ahí va la cosa.


Gracias a todos por vuestros gentiles y numerosos comentarios.

Saludos abracadabrescos

Mar Horno dijo...

Pues sí, Gabriel, el género humano se merece no ver dragones, solo conejos. Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Abrazos, Mar.

Yunuén Rodríguez dijo...

jajaja ¡bonito! un cuadro fantástico para alegrarnos el rato. Saludos Gabriel.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Yunuén. Me alegra que estos fantásticos animalitos te hayan gustado.

Saludos

Petra Acero dijo...

Gabriel, nos llenas de animalitos fantásticos (¡muy listo!), para que el típico conejo blanco, el de siempre, resulte más soso de lo normal...
Muy ingeniosa la imagen; muy bueno el micro, muy grande el mensaje.

Felicidades.
Estaré por aquí, me gusta

Gabriel Bevilaqua dijo...

Petra, bienvenida al Elefante funambulista. Me alegra que te haya gustado la mini y mi espacio; será un gusto volver a recibirte cuando lo desees.

Saludos cordiales

Manuel Montesinos dijo...

Gabriel muy divertido ese espectáculo t de seres tan diversos, me perdí el show jeje.
Un buen relato como siempre ya sabes que me gusta como escribes.
Un abrazo y suerte

Julia dijo...

Sencillamente hermoso.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Manuel. Cada tanto hay que reponer los espectáculos, que el público se renueva, se queda afuera por falta de butacas o se lo pierde debido al tránsito ;)

Gracias, Julia. Y Bienvenida al Elefante. Espero que disfutes de la función ;)


Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...