domingo, 28 de diciembre de 2014

Sesenta y siete



BEATRIZ se despierta muerta de frío y le pide a Víctor que se levante y ponga otra frazada. Éste se finge dormido, pero la mujer lo zamarrea y le dice que no se haga el sota, que mañana cumple años y que está deprimida. El hombre bufa, va hasta el placar y vuelve con la primera frazada que encuentra. Cuando se dispone a extenderla sobre la cama, Beatriz, cejijunta, alega:
―Ésa no, querido; que la fragata me hace soñar con naufragios. Mejor la que tiene cuadritos.
El marido esta vez no bufa, inspira; y marcha nuevamente hasta el placar. Retira una, dos, tres frazadas, hasta que da con la de a cuadritos. Mientras la tiende sobre la cama, Beatriz dice:
―Sabés que recién caigo en la cuenta de que al ser los cuadritos blancos y negros la frazada parece un tablero de ajedrez.
―¿Y? ―se atreve a preguntar el hombre.
―Que ahora que lo sé, seguramente voy a soñar con que juego al ajedrez, y para jugar al ajedrez hay que pensar y yo no quiero pensar mientras sueño. Mejor buscá una que no tenga motivos.
Víctor regresa con tres frazadas monocromas y dice:
―Éstas las usamos siempre y nunca te han hecho soñar…
Beatriz mira y remira, tamborilea con los dedos sobre su boca; al fin exclama:
―¡Querido, la verdad es que ya no tengo frío!
El hombre guarda las frazadas, se acuesta, y, antes de apagar la luz, sonríe. Mañana le va a pedir al repostero que, por primera vez, le ponga a la torta tantas velitas como años cumple su mujer.
.

5 comentarios:

David Moreno (No Comments) dijo...

Gabriel me encanta el texto, me admira la constancia que mantienes a lo largo del tiempo, siempre a grandísimo nivel.
No me explico que no tengas libro publicado, será porque no quieres.

Enhorabuena.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Dulce venganza y santa paciencia la de este esposo. Me gusta.
Salud.

Susana Camps dijo...

Gracias por esta sonrisa final. Promesa de resarcimiento que me quedo para el 2015.
Feliz año nuevo, Gabriel, Un abrazo.

Elisa dijo...

El micro compañero y complementario de "Spoiler", qué bien manejas este humor un poco cruel con el tema de la pareja.
Feliz año.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, David. Si bien es cierto que no me desespera publicar, tampoco es que llegue al extremo de no querer. Simplemente, no se ha dado.

Miguel Ángel, Susana y Elisa, gracias. Lo mejor es terminar el año con una sonrisa.


¡Feliz año nuevo para todos les desea “El elefante…” y un servidor! ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...