jueves, 24 de abril de 2014

Mito solidario



ENTRE LOS ABORÍGENES KIBIRI de Nueva Guinea se considera que si una persona fallece de noche durante la luna nueva, no podrá hallar el camino hacia el otro mundo. En dicha circunstancia, es una obligación de los deudos más cercanos ayudar al alma en desgracia a efectuar su viaje final. Este mandato es asumido con tal responsabilidad por los Kibiri, que el antropólogo Robert Dixon-Kraus testimonia en su libro «The moon as myth in archaic societies» el caso de un hombre que, al contar sólo con tres de las cinco cabras que le requería el médico brujo por el ensalmo que alumbrara el sendero de su esposa, completó la diferencia con sus dos únicas hijas, para reposo de su conciencia.
Safe Creative #1005276437085

Aunque los lectores más antiguos de El elefante acaso lo retengan en la memoria, vuelvo a publicar el presente texto ya que se ha hecho acreedor de un accésit en la convocatoria 3x200 que organizara recientemente Cuentos para el andén.
.

10 comentarios:

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Gabriel, mi enhorabuena por ese accésit,me ha gustado. Una pregunta :hay algo de real en la historia? .
Por cierto, tengo escrito un libro,su descarga es gratuita, si te interesa te puedo facilitar el enlace,( está en formato de libro electrónico)
Un saludo cordial desde Vigo
Puri

Gabriel Bevilaqua dijo...

Sí, Puri; los kibiri realmente existen, y claro, en Nueva Guinea (http://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_kibiri). El mito, eso sí, es pura invención; pero podría ser real, ¿no?

En cuanto al libro, sí, pásame el enlace. Podés dejarlo aquí mismo o mandármelo a mi correo (está al pie de la bitácora, en la ficha del face).

Saludos funambulescos

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Gabriel, claro que el mito podría ser real, en esos parajes seguro que los animales y las mujeres están en el mismo escalafón a la hora de ser útiles.
Te facilito el enlace de mi libro:

www.bubok.es/libros/224520/LOS-AMORES-PERDIDOS‎

Un saludo primaveral.
Puri

Leticia Castro dijo...

Muy bueno, me gustó mucho, y felicidades por el premio.
No me gustaría ser hija en esa tribu...
Saludos, me gusta mucho tu blog

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Puri. Aunque voy a tener que esperar algún tiempo antes de echarle un ojo: necesito hacerme, paso previo, de un emulador de epub.

Gracias, Leticia. Y bienvenida a "El elefante". A mí me gustaron mucho tus micros, especialmente, como ya te comenté, los de “Oscar”; no lo dejes que ahí tenés un filón. ¡Mucha suerte con Ágrafa!

Saludos cordiales

Yunuén RP dijo...

La tradición era solidaria, no así el brujo de la tribu.

@lorenzodrubio dijo...

Vengo a tu blog atraído por la incipiente lectura de tus micros en ENTC. Agradable sorpresa, tras leer ahora mismo el de enero. Iré poco a poco visitando el laberinto ... Un saludo de tu seguidor 261.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Je, je, tal cual, Yunuén.

Hola, Lorenzo. Bienvenido al Elefante; 261 es un bonito número, sí ;) Espero que disfrutes paseando por mis letras.


Saludos cordiales

José Moya dijo...

Normalmente, cuando veo un concurso de relato hiperbreve me enfado mucho porque siempre, siempre, siempre el que queda segundo o tercero me gusta más que el primero. En el caso de cuentos para el andén me ha pasado lo mismo, y, de hecho, he llegado a este blog buscando cuentos como este, que tanto me ha gustado.
Saludos de un aprendiz de antropólogo...

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola, José; aunque de manera algo demorada, bienvenido al Elefante. Y gracias; me alegra que te haya gustado este “Mito solidario”. Espero que también sean de tu agrado algunos de mis otros micros.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...