sábado, 23 de marzo de 2013

Adjetivos



Fíjate por ejemplo en tu frase “era una sensación casi lancinante”. Lancinante es un adjetivo muy fuerte: si le pones casi, le quitas fuerzas. La sensación lancinante tendría que tenerla el lector a partir de lo que representas, sin necesidad de definirla. En tu enfoque objetivo debes expresar sensaciones precisas y no comentar sensaciones con adjetivos.
Italo Calvino. Carta a Andrea de Carlo (1960).

5 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Expresar y no comentar; los comentarios son cosa de filólogos y no de escritores. Un texto es magnífico por su intensidad y precisión, no por extensión, ¡Bravo!

Susana Camps dijo...

Muy buena sugerencia, el libro de Calvino. Y su comentario, me repito respecto a Francisco, intenso y preciso.
Gracias

Gabriel Bevilaqua dijo...

Mostrar siempre mostrar. Francisco y Susana, gracias por sus comentarios ;)

Saludos cordiales

Carlos de la Parra dijo...

GRACIAS.
Contiene mucho fondo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Carlos, me alegra que te haya servido el texto, la idea precisamente es compartir estas perlitas que nos han legado los maestros.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...