martes, 12 de julio de 2011

Decálogo del escritor de minicuentos...

Belinda del Pesco, Red Pillow 72


...de José de la Colina


1. Escribir o leer cuentos largos acorta la vida.


2. Escribir o leer cuentos cortos no alarga la vida, pero la enriquece.


3. En la naturaleza del cuento corto está el ser caprichoso, imprevisible e impuntual. No le gusta ser citado, previsto, preparado. El cuento corto simplemente sucede.


4. Que no te digan que el cuento corto no es profundo. Replícales con este, cortísimo y de quién sabe quién, que trata de toda la condición humana: “Nació, vivió, murió.”


5. No creas que suprimiéndole palabras a un cuento largo obtendrás un cuento corto. El cuento corto suele nacer ya con su justo número de palabras.


6. Un cuento, si corto, dos veces buen cuento.


7. Más vale cuento corto volando por los aires que novela larga arrastrándose por tierra.


8. El que a cuento corto mata… quizá de novela larga muera.


9. Un cuento de cincuenta páginas es un cuento corto si está narrado con la máxima velocidad. (Pero debes saber que es dificilísimo, prácticamente imposible, lograr esa velocidad en cincuenta páginas.)


10. Dios, si existiera, sería un cuento corto… aunque eterno.


Río Mixcoac, 12 de junio de 2004.


Arte: Belinda del Pesco, Red Pillow 72

.

7 comentarios:

Belkys dijo...

Quién sabe dónde confluyen los puentes de lectura, pero el sábado vi una entrevista que le hizo la televisión mexicana a Juan de la Colina, al terminar dijo: Perdón por lo caótico.
Sin embargo, fue muy ilustrativo todo lo que comentó sobre el proceso creativo. Se refirió en broma a la necesidad de patentar su "método". Escucharlo cómo a partir de una frase podía conseguir una cuartilla, por la sencilla razón de dividir la frase misma en apartados distintos, refiriendo quizás acciones o descripciones que confluyeran en la idea principal: esa frase primera. Ha sido bueno volver a coincidir con él, ahora en tu blog, ¿recomiendas algún título en particular?

Yun Rodríguez dijo...

Uf, el octavo es la onda jaja, saludos.

Romina E. dijo...

WOW!!!
Completamente asombrada por el decálogo. Ame el ítem 8.
Beso!

carlos de la parra dijo...

Echaste el aguarrás en la llaga con éste tema.
Aunque soy partidiario del cuento corto como forma de expresión , me llega a suceder que alguno se alarga contra mi voluntad. A veces las letras cobran vida propia.
Pero no concuerdo con quienes restan valor al microcuento.
Entre sus virtudes, la brevedad le dá un tremendo poder de transmisión.
No cualquiera te aguanta que le leas de corrido "La guerra y la paz", por grandiosos que sean.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Belkys, cuando coincidencias como la que señalas se dan, llaman mucho la atención. Su obra no es muy extensa (y tampoco fácil de conseguir por aquí, pero imagino que por allí debe ser más sencillo); de lo que le he leído, “La lucha con la pantera”, es más que interesante.

Sí, Yun, el octavo es un hallazgo.

¡Cómo pega el punto 8! Romina E., no recuerdo si ya habías comentado en alguna otra oportunidad; ante la duda, ¡bienvenida al Elefante! Espero que vuelvas a funambulear.

Carlos, coincido con lo que dices. El microcuento hace mucho tiempo ya que se ganó carta de ciudadanía en las letras. Pero es cierto, cada tanto alguien le resta valor. En fin.

Apreciados comentaristas, disculpas por la tardanza en responder.


Saludos cordiales

Juan Yanes dijo...

Hola Gabriel, me he tomado la libertad de copiarte el post y colocarlo en mi blog. Espero que no te moleste el latrocinio. Un saludo afectuoso. JUAN YANES

Gabriel Bevilaqua dijo...

Juan, cómo me va a molestar, al contrario, para eso está: para que circule y que más gente conozca a este magnífico autor.
Y, por supuesto, bienvenido al Elefante.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...