lunes, 2 de enero de 2012

Splash



LLEVABA días perdido en el desierto cuando descubrió a la sirena sobre el promontorio. Sabía que se trataba de una ilusión, pero no pudo resistir el caminar hacia ella.
—Tengo sed —dijo la ninfa.
—No puedo darte mi agua. Tú eres sólo un espejismo —respondió él.
—Si no lo haces, jamás volveré a ver a mis padres.
El hombre, tras advertir la nostalgia y el rumor de olas diminutas en los ojos del prodigio, le ofreció la cantimplora con su última ración de vida.
La sirena bebió calmosamente, luego dijo:
—Más de cien hombres pasaron por aquí antes que tú, pero eres el primero que ha compartido su agua con un espejismo. Al hacerlo, se ha roto la maldición que me aprisionaba. —Y mientras saltaba del promontorio, agregó—: A diferencia de ellos, mereces vivir.
El chapuzón de la sirena, cuyo canto ese día se escuchó desde el lejano mar en todo el desierto, lo salpicó con el agua fresca y pura del oasis recién nacido.
.

29 comentarios:

Marce dijo...

¡Qué precioso cuento!, compartir es vital para seguir caminando. Un abrazo fuerte Gabriel y Feliz Año Nuevo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Gabriel eres un artista de este tipo de cuentos, lleva tu sello, fabuloso.
Me lo guardo con tu permiso.

Un saludo indio

Ángeles Sánchez dijo...

Es precioso Grabriel, cargado de magia y de bellas imágenes como esa de " el rumor de las olas diminutas"...me encantó.

Saludos y feliz 2012

Juan Ojeda dijo...

Hermoso y delicado este cuento; Que vivan todos aquellos que son capaces de alimentar lo inasible...

Te felicito por contarlo con tanta belleza.

Un abrazo, feliz año.

Laura dijo...

Me gustan los cuentos y las leyendas. Yo a este lo hubiese titulado "Leyenda de un espejismo". Tu has preferido titularlo con un chapuzón ¡splash!, que tampoco me suena mal, pero le resta belleza al contenido ue tan bellamente narras. Es una opinión, Gabriel, sólo una opinión.

Querido Gabriel, para empezar el año sin prisas, te invito a ver, cuando tú quieras, la imágen que salió de mis ritrings para aquellos cuentos anti-navideños que compartimos en la Esfera.

http://demispalabrasylasvuestras.blogspot.com/2012/01/una-idea-mucho-arte-la-otra-navidad.html

Si vas a votar, vota como tu quieras, sólo has de recordar que los temas deben acogerse a la idea de "anti navidad" que promulgaba La esfera cultural.

Un beso des-
demispalabrasylasvuestras.

Ah! y ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Elysa dijo...

Magico y lleno de bellas imágenes este cuento.
Un verdadero disfrute.

Besitos

Francisco Espada dijo...

El mar es como un gran útero de donde saldrá la sirena que nos liberará de nuestras ataduras. Saludos.

Romina E. dijo...

Bellísimo,
desde como está narrado hasta el contenido, la forma en que fluye...
UN placer leerlo.
Feliz 2012

MJ dijo...

Un cuento maravilloso tanto en la forma como en el argumento. Y para colmo, un final feliz ¡No se le puede pedir más!
Enhorabuena, Gabriel!

Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Marce, David (claro que lo puedes guardar), Ángeles y Juan, muchas gracias.

Laura, no te preocupes, las sugerencias, opiniones y señalamientos de errores (que a todos se nos pasan, que ni siendo Argos en esto de escribir se pueden evitar) son siempre bienvenidos en el Elefante. En cuanto al título, ya sabes que son complicados. El que escogí, pone el énfasis en el instante en que se rompe el hechizo. No lo hubiese titulado leyenda porque en cierta forma dicha palabra menoscaba la irrupción de lo fantástico en lo real. Si fuera por ese camino que propones acrecentaría el desembarco en lo real y lo llamaría “Historia de un espejismo” ;)
Laura, menos mal que me has hecho acordar, ya me había olvidado que hay que votar; voy a tu blog y luego al de arte.

Elysa, Francisco (qué buena frase) y Romina, muchas gracias.

MJ, qué mejor que comenzar el año con una fábula con final feliz, ¿no? ;)


Me alegra que les haya gustado. ¡Feliz 2012 para todos!

Saludos funambulescos.

Elisa dijo...

Al final se coló "ninfa" entre "sirena" y "sirena" :-). Mágico, me gustó mucho. Un abrazo.

Yunuén Rodríguez dijo...

Muy dulce, quise contárselo a mis niños para dormir, pero no tengo jaja. ¡Feliz año nuevo!

Pablo Gonz dijo...

Precioso cuento, Gabriel. Podría haberlo firmado Hermann Hesse.
Un abrazo admirado,
PABLO GONZ

Gabriel Bevilaqua dijo...

Elisa, :)

Yunuén, ¡Feliz Año Nuevo también para ti!

Pablo, :D


Saludos cordiales

La Abela dijo...

Me gustó tu relato es muy tierno y con moraleja, se lo he leido a mis "nanos" para que se vayan a la cama prontito(mañana llegan los Reyes). He echado un vistazo a tu blog y ya sé por qué te gusta "La ira", te gustan las imágenes impactantes. Gracias por tu apoyo, es importante para mi saber que también puedo transmitir el lado oscuro.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola La Abela, muchas gracias y bienvenida al Elefante. Acabo de pasar por el blog de Una idea, mucho arte, y he visto que tu obra quedó en octava posición. Es una lástima que no haya entrado entre las cinco premiadas, según mi óptica tenía sobrados méritos para ello. De todas maneras debes sentirte satisfecha por la posición lograda entre tantas obras, y, sobre todo, por la pintura en sí, que al fin y al cabo es lo más importante.

Por otra parte, tienes razón me gustan las imágenes con fuerza, como "La ira", pero ojo también las más tranqui.

Saludos

Francesc Llopis Surrallés dijo...

Cuento senzillo y pero la vez muy pero que muy lleno de mensaje, me ha gustado mucho y la imagen que lo acompaña genial.

He tropezado con tu blog gracias a los premios 20blogs, que tengas mucha suerte y puedas dar a conocer tus relatos a mucha gente, valen la pena!

http://lablogoteca.20minutos.es/cargols-25668/0/

Gabriel Bevilaqua dijo...

Muchas gracias, Francesc. Y bienvenido al Elefante. Esa es la idea, dar a conocer el blog.

Saludos cordiales.

ROSIO dijo...

Que hermoso!!
Permiso
Besito.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola Rosio, muchas gracias. Lleve, lleve, nomás ;)

Abrazo

xipo dijo...

Hola Gabriel!!! Un bonito cuento que ayuda a reflexionar!!
Un saludo!

Xipo "En el mundo perdido"- Participante en la categoría de "viajes"

Gabriel Bevilaqua dijo...

Muchas gracias, Xipo.

Saludos

wastedcherry dijo...

Un elefante con vértigo se sube a esta cuerda, para ver lo que el funámbulo percibe. He visto una Sirena en el desierto y un hombre observando un cuadro. Venceré mi miedo y me subiré a las cuerdas que tiendes de aquí a allá, en donde no hay asidero.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Para los visitantes con vértigo las cuerdas están sólo a treinta centímetros del suelo, eso sí, en el caso infortunado de que osen alimentar el breve abismo, la caída dura toda una vida ;)

Muchas gracias, Silvia, por tu visita. Bienvenida al Elefante.

Lady Dragón dijo...

Hola, Gabriel:
Me gustaría utilizar este relato como ejemplo en un tema que estoy escribiendo sobre el relato maravilloso para el curso de literatura fantástica de la Escuela de Fantasía (http://blog.escueladefantasia.com/cursos/literatura-fantastica-i/), ¿me das tu permiso?
Mil besos,
Inés

Gabriel Bevilaqua dijo...

Inés, será todo un honor que uses a “Splash” para tu curso en la Escuela de Fantasía, aunque sólo sea para indicar lo que no hay que hacer ;) En serio, puedes tomarlo, no hay problema.

Saludos cordiales,
Gabriel

Lady Dragón dijo...

Muchas gracias por el permiso :).

Ángeles dijo...

El tema clásico de la generosidad recompensada de manera mágica, combinado con un elemento fantástico fuera de su contexto natural. Me encanta.
Y me encanta el chapuzón en la arena que da lugar a un oasis.
Así se crean los mitos, nada menos.

Un saludo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Ángeles. Lo cierto es que, contrariamente a lo que se dice, ningún tema está agotado, sólo hay que buscarle un nuevo enfoque.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...