sábado, 12 de marzo de 2011

Algunas definiciones demoniacas

Valeria Strunnikova, The gold values of culture...


Del «Diccionario demoniaco de la edición»

De Leroy Gutiérrez


Autor. 1. Persona en extremo generosa que lo único que desea en la vida es compartir sus experiencias y conocimientos con sus semejantes. No le interesan ni la fama ni la fortuna. 2. Individuo que se dedica a escribir textos, aunque siempre piensa que escribe libros. 3. Aquel que considera que su libro, el que le editara a regañadientes un editor, no está siendo distribuido eficientemente, promocionado enérgicamente, comprado cuantiosamente y, por supuesto, leído fervorosamente. 4. Fase adulta de la evolución de un escritor. 5. Trastorno psicológico consistente en pensar que todo lo que se escribe debe ser publicado y leído.


Corrector. 1. Persona que sufre de una monomanía (obsesión-compulsión) relacionada con la sintaxis, la gramática y la ortografía. 2. Individuo que padece de un apetito morboso por el estilo y los textos bien escritos. 3. Profesional que vaga por las editoriales ofreciendo sus servicios, que nadie entiende, y que le pagan en especias, a veces libros, a veces café.

~de estilo. Persona que sólo habla de ser más conciso, preciso y claro.

~de pruebas. Individuo que se empeña en que un texto puede estar libre de erratas.


Editor. 1. El que le hace la vida imposible al autor. 2. Persona sin talento para la escritura que envidia a todos los autores y que hace todo lo posible por arruinar el trabajo de estos. Si no consigue impedir la publicación del libro, evitará que el libro sea promocionado, distribuido y, por supuesto, comprado. 3. Persona que se dedica a editar. 4. Persona que se dedica a evadir propuestas editoriales indecentes por malas e inviables. 5. Individuo que ha desarrollado una adicción por la nicotina y la cafeína (y por el alcohol etílico). Aunque se autodenomina fumador y bebedor social.


Fe de erratas. 1. Confesión pública que hace un editor de los errores cometidos en la edición y publicación de un libro para tratar de granjearse la simpatía de los lectores. 2. Documento mediante el cual un editor delata a un corrector. 3. Último intento que realiza la editorial para evitar que el lector, si se da cuenta a tiempo, devuelva el libro que compró a la librería. 4. Certificación de la mala edición de un libro.


Librero. 1. Editor que se cansó de los autores. 2. Autor que nunca encontró editor. 3. Lector obsesivo que no sabe cómo justificar ante su esposa su incontrolable deseo por comprar libros que nunca alcanzará a leer. 4. Profesional que piensa que los escritores no hacen lo que deben, que los editores no saben lo que hacen y que los lectores no saben lo que quieren.


Foto © Valeria Strunnikova, The gold values of culture...

.

.

9 comentarios:

Mónica Ortelli dijo...

¡ja! Yo me reconozco en varias de las definiciones, Gabriel. Esto me sirve para una evaluación autocrítica, y me abrió el panorama laboral..., jejeje

Divertido, ingenioso y verosímil.

Abrazo.

sawace dijo...

muy buenas las definiciones. Me hizo acordar a "el diccionario del diablo" de Ambrose Bierce. Habría que pensar una definición para "autor de blog".Dejo la idea y escapo.Saludos

No Comments dijo...

Muy al hilo de la de editor...

http://nocomentsno.blogspot.com/2011/03/traicion.html

Un saludo indio

almalaire dijo...

Acabo de confirmar lo que siempre intuí : Soy una librera. Tendré que hacer algo al respecto :-)

Besos, Gabriel

Puck dijo...

Me han parecido geniales. El último colmo de un autor sería tener un blog? jajaja
Saludillos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Mónica: ¿Pero en cuáles? :)

Sawace: A mí también cuando lo leí me remitió al “Diccionario del diablo”. Bienvenido al Elefante.

No Comments: Muy bueno tu relato.

Ay, Almalaire, pero no me dices en cuál de las acepciones o ¿será en todas? No, no… ¿no? ;)

Puck: Creo que a estas alturas hasta los escritores famosos tienen un blog.

Chicos, me alegra que les hayan gustado estas definiciones de Leroy Gutiérrez (pueden leer más si cliquean en el post sobre Del “Diccionario demoniaco de la edición”).


Saludos cordiales

Leroy Gutiérrez dijo...

Me alegra que les hayan gustado las entradas del diccionario demoníaco de la edición. Claro que hay una referencia al diccionario de Ambroce Bierce. Seguramente más adelante agrega la de blog y blogger.
Saludos

Gabriel Bevilaqua dijo...

¿Y cómo no van a gustar si son excelentes? Felicitaciones, Leroy, por el ingenio y gracias por las definiciones y la visita.

Saludos

La Perfida Canalla dijo...

jajajajaja
Muy bueno....
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...