domingo, 18 de enero de 2009

Buenas intenciones




Cuando el funambulista estrenó el abismo, la cuerda intentó salvarlo sujetándolo por el cuello…



3 comentarios:

F.L dijo...

hola gabriel que honor tenerte en mi blog, tu trabajo me parece impecable, ratifico mi completa admiracion.

Soy paisa, y vos de argentino como conoces esas denominaciones?? jajaja

un abrazo.

Tu admiradora, Angélica

aus dijo...

¿el elefante anda suicida?, espero que sea otro funambulista, y que el elefante tenga una cuerda más creativa que lo sujete por una pata o por la trompa.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola Angélica, no sé que decirte, creo que exageras, soy sólo un aprendiz en esto de las letras (y no lo digo por falsa modestia, es la verdad), pero que bueno que te guste lo que has leído, y cuando no sea así, dímelo también, que las críticas siempre son buenas y ayudan.
Sos paisa, que bueno; lo sé porque tengo una amiga de tu país que me puso al tanto; también me ha dicho que las paisas son bellas como las flores ;)
Gracias y saludos.

Aus, sí, es otro funambulista, pero no anda suicida; ha sido culpa de la cuerda; a veces, no bastan las buenas intenciones para ayudar.
Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...