lunes, 8 de julio de 2013

El espejo tiene dos caras



AYER, mientras hacía el nudo de mi corbata, el espejo me reflejaba cepillándome los dientes. Deduje que se había descompuesto, y llamé, gracias a las páginas amarillas, a un reparador de espejos. Éste, tras verse reflejado sin demoras, y comprobar que, en cambio, yo era exhibido con la guía telefónica en una mano y el celular en la otra, me dijo que el espejo no tenía ningún problema, que la cuestión pasaba por mi imagen.
—¿Puede repararla? —le pregunté.
—No, eso se escapa de mi esfera laboral, pero no se preocupe: mi cuñado es médico de imágenes especulares —me dijo y me extendió una tarjeta.
Desgraciadamente, el facultativo sólo disponía de turnos libres para dentro de un mes. Incapaz de quedarme de brazos cruzados hasta entonces, me planté frente al espejo e increpé a mi imagen. Cuando se me agotó la saliva, dijo que no era necesaria tanta agresividad. Y pasó a referirme sus aflicciones: su mujer lo había abandonado por otro, le habían bajado el sueldo apelando a la crisis, se estaba quedando calvo… Curiosamente sus problemas coincidían con los míos.
Ahora, mientras el espejo me refleja haciendo el nudo de la corbata, yo recién estoy cepillándome los dientes.
Safe Creative #1307085398022

El presente texto ha recibido en el mes de junio pasado una mención en el III Certamen de relato corto... para mesilla de noche que organiza el sitio Esta noche te cuento.
.
.

6 comentarios:

Miguel Díaz Mirón Keusch dijo...

¡Maravillosa publicación Gabriel, mis respetos!
El texto, la imagen y el fondo musical se mezclan a la perfección, además, ¿quién no ha tenido broncas con los espejos?
Abrazo.

Miguelángel Pegarz dijo...

Enhorabuena por la mención. El texto me gusta y ya lo comenté en su día.

Alba dijo...

Es que es muy irónico y tiene un punto surrealista sutil muy atrayente. Enhorabuena!

Francisco Espada dijo...

El espejo y el juego de duplicidades como circuito que no se sabe a ciencia cierta cuál es la imagen y cuál el reflejo. ¡Calidad literaria como es costumbre!
Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Estoy aquí, comentando tu entrada, mientras que, según la experiencia que tengo, mi espejo me muestra con problemas similares a los de tu personaje, excepto por la calvicie jaaaaaaaa.
Enhorabuena por la merecida distinción

Abrazo!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Miguel. Y bienvenido al Elefante. Me alegra que te agrade la conjunción de palabras e imágenes; es algo que trato de cuidar especialmente.

Miguelángel, Alba y Francisco, gracias.

Patricia, habrá que cerrar los espejos un tiempo, por lo menos hasta que se porten bien ;)


Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...