jueves, 6 de diciembre de 2012

4



A mediados de 2008 tomé la decisión de comenzar a escribir. Lo hacía, claro, desde antes, pero de manera esporádica, circunstancial, sin orden ni método. Unos meses después, y como parte de una estrategia para no morir en el intento, abrí El elefante funambulista. Desde entonces han pasado cuatro años y, puedo asegurarlo, la bitácora ha cumplido con su misión original largamente pero, sobre todo, la ha trascendido...
Queda el compromiso renovado de continuar ensayando pasos en la cuerda, de aprender y mejorar.
Gracias a todos por la compañía. Ustedes son los que le otorgan sentido al Elefante.
.

24 comentarios:

Víctor dijo...

¿Cuatro años, ya? Ufff, cómo pasa el tiempo. Enhorabuena, Gabriel, y a por el lustro. Un abrazo.

Elisa dijo...

Feliz cumpleaños, Gabriel, un placer haber disfrutado con el elefante y contigo durante estos cuatro años.

Un abrazo.

Susana Camps dijo...

Yo he llegado tarde, pero he disfrutado intensamente de tu Elefante y espero que siga ahí mucho tiempo. Creo que es uno de los equilibristas más sólidos de la red.
Fuerte abrazo

Sara Lew dijo...

¡Cuatro años! ¡Cuánto ha crecido la criatura! Enhorabuena, Gabriel, por esos cuentos tan mágicos que nos regalas.
Abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

Enhorabuena, Gabriel. Aunque lo hago desde hace poco, es un placer siempre pasar por tu casa.

Abrazos.

Yolanda dijo...

Yo soy nueva por aquí, pero ya puedo constatar que es un espacio que merece la pena visitar.

Felicidades por estos cuatro años.

Saludos.

Albert Rodriguez dijo...

Felicidades por este espacio. Desde que te conocí, me voy acercando de tanto en tanto. Ahora estoy pensando en hacer un nuevo corto y quizás por eso busco ideas en la red y en la vida real. Estas historias tuyas me gustan mucho y quizás no te importe recomendarme alguna para que un servidor se entretenga intentando "realizar en un corto sin presupuesto" jajaja Te lo agradecería muy mucho. Desde el secreto de sus ojos que no veía nada de cine de tu país pero hace poco cayó Medianeras en mis manos y me encantó. Saludos!!

Mónica Ortelli dijo...

Felices cuatro años, Gabriel, y que sigas en la silleta del Elefante por muchos más.
Enhorabuena.

Alma de Adra dijo...

Cada vez que vengo hay una nueva cabecera que por increíble que a priori me pareciese me gusta más que la anterior... Con los micros me suele pasar lo mismo. Siempre Asdrazil estará en mi corazón, y el loco que viajó en barco a la luna y también aquel vendedor de ventanas...pero ay, todos los demás habitantes de este universo ¡Cuántas cosas les debo!

Por muchos más años, Gabriel. Un abrazo agradecido

Rubén dijo...

Pues nada, a seguir andando aunque sea sobre la cuerda floja. Un abrazo y una sonrisa

Rubén dijo...

Pues nada, a seguir andando aunque sea sobre la cuerda floja. Un abrazo y una sonrisa

Romina E. dijo...

Felicitaciones!!!
Sos un groso, me encanta este lugar. Solo suelo andar seguido, solo vengo cuando necesito leer algo bueno ;)
Exitos!!!
Beso grande

Belkys Pulido dijo...

Felicidades al elefante que habita tu cabeza. Y mucha vida

Ana dijo...

Felicidades!! Esa decisión del 2008, muy sabia, sin duda.

Un abrazo!

Laura dijo...

Bueno Gabriel, pues no he conocido tu trayectoria de los tres años primeros, pero yo me quedo con el éltimo, con el que conozco, porque seguro que ha sacado lo mejor de tí y de tus letras.

Es cierto que el sentido de todo esto, en gran parte es la compañía. Si no la hay, sería como escribir en Word y almacenarlo en el PC - yo antes del 2 de octubre del 2011 - hacía eso.

Muchos besos y que sean muchos años más en tu compañía.

Luisa Hurtado González dijo...

Y el Elefante nos da... poco a poco, muchas cosas, incontables, y más que nos va a dar, según parece.
Estupendo, seguiremos andando

Francisco Espada dijo...

Felicidades por esos cuatro años de vida paquidérmica; espero y deseo que sigas creciendo y que yo te acompañe.
Saludos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Víctor, el tiempo no corre, vuela. (¿Se habrá dicho esto alguna vez?...)

Elisa, tú me visitas desde cuando no eras Elisa…, sino Actimoliner ;) ¡Gracias por el aguante!

¡Gracias, Susana! Por lo pronto la meta es, como dice Víctor, llegar al lustro.

Sí, Sara, cuatro añitos. Yo creo que al Elefante en cualquier momento le salen canas…, esperemos que no sean verdes ;)

Miguelángel y Yolanda, ¡gracias!

Hola, Albert. La inclusión de elementos fantásticos hacen un tanto difícil la realización de un corto pero creo que los siguientes podrían ser llevados adelante con un bajo presupuesto: ”Abracadabra", ”El plato” o ”Blanco y negro”. Si te animas, me cuentas.

¡Gracias, Mónica!

Alma, siempre tan memoriosa y gentil con mis personajes, ¡así da gusto! Abrazos.

¡Gracias, Rubén!

Romina, me has hecho sonreír con lo de groso. Gracias y volvé siempre que lo necesites ;)

¡Belkys y Ana, gracias!

Laura, el fin último de todo texto es el lector. Y ahora que contamos con este medio fabuloso que es la web, no usarlo sería un auténtico pecado. Gracias y besos.

Parece que sí, Luisa ;) Gracias.

Ojalá que así sea, Francisco.


De verdad muchas gracias a todos por vuestras palabras.

Saludos funambulescos

Enmascarado dijo...

Feliz cumple Gabriel, veo que este elfante cada vez se encuentra más cómodo sobre la cuerda.
Yo no sé si duraré cuatro años, pero si pudiera, me gustaría poder hacerlo con la frescura, capacidad de innovación y variedad que te encuentro en cada post que cuelgas, al menos desde el último año y pico que te leo.

Un abrazo

Gabriel Bevilaqua dijo...

¡Gracias, Enmascarado! Creo que el secreto de este Elefante es que aprendió a ignorar el abismo.

Saludos cordiales

David Moreno (No Comments) dijo...

Enhorabuena Gabriel.

4 años de constancia y nivel como el tuyo no es fácil. Desde el principio me uní a este espacio y es uno de mis imprescindibles, así que espero que siga otros 4 y 4 más...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, David. Cuatro años más es mucho tiempo; por el momento me conformo con llegar en buen estado al lustro. Luego se verá.

Saludos domingueros

Verónica Ruscio dijo...

¡Felicitaciones, Gabi! Qué logro.

Sabés que te estimo y te admiro por tus letras —y por tu inmensa generosidad, claro—. Estos cuatro años son la mejor prueba de tu valía como escritor, como lector y como bloguero comprometido con sus seguidores.

¡Larga vida a El elefante!

Muchos chinchines.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Vero, por tan lindas palabras. La admiración y la estima son mutuas. Y ya sabés que pienso que, sin abandonar la poesía, deberías escribir más narrativa: sos realmente buena.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...