jueves, 1 de septiembre de 2011

Quimeras


NO SÉ QUÉ ME PASÓ por la cabeza pero al notar a mi prometida tan temerosa ante aquella quimera de granito, le referí una historia apócrifa según la cual estos seres tendrían la costumbre de petrificarse a fin de dormir por siglos.
Sentí como su mano se estrechó con fuerza a la mía. Me entusiasmé.
―Sólo pueden ser despertados por una mujer de corazón valiente mediante tres golpes en la nariz ―dije, y agregué entre risitas―: ¡No es tu caso!
Sentí como su mano se desenlazó con brusquedad.
Al instante se plantó frente a la estatua, le aplicó los tres golpes y giró hacia mí con la mirada encendida.
―Viste... ―fue lo único comprensible que alcancé a escucharle, lo demás fueron gritos.
Luego la quimera, ahíta, volvió a petrificarse, no sin antes regurgitar nuestro anillo de compromiso.
«Gracias a Dios ―pensé mientras lo recogía― que no lo hice grabar».

Safe Creative #1109019975091
.

19 comentarios:

Elisa dijo...

No sé cómo no me di cuenta antes de que era tuya, si tiene tu humor característico (de cuando escribes humor claro), con esa mezcla de fantasía que se hace tan real en tu pluma.

Me encantó desde el principio, el mes de julio tuviste una cosecha extraordinaria. ¿Quién dijo algo una vez sobre la inagotable capacidad de inventar historias de un elefante :-)?

Yun Rodríguez dijo...

¡JAJAJA! Maravilloso humor ácido, un rayito de sol en mi día de poetas nublados, gracias.

Gabriel Bevilaqua dijo...

¡Muchas gracias, Elisa! (y qué rápida para comentar, jaja).
Lo dijo cierta persona ―de cuyo nombre no me puedo acordar― en Las mil y un revisitadas, texto por el cual siempre le estaré agradecido ;)

Yunuén, me alegra eso de un rayito de sol. Gracias a ti.


Abrazos.

MJ dijo...

¡Qué divertido humor negro!
Me encanta.

Saludos.

Patricia O. (Patokata) dijo...

Realmente muy original, quién se hubiera imaginado que terminaría así jeje!!

Un saludo!!

Juan Ojeda dijo...

jaja, muy bueno,
nunca hay que aceptar un desafio donde se ponga en juego la valentía, esa es mi política.

Un gusto pasar por acá, Abrazo

Alfonso Pedraza dijo...

Se disfruta volver a leerla también por aca.

Susana Camps dijo...

No lo había leído antes y me parece muy divertido, una manera fantástica de recuperar la libertad...
Abrazos

Susana Camps

Isabel Mª González dijo...

Muy bueno. Saludos.

Marce dijo...

¡SUPERBE!.Un abrazo.

Enmascarado dijo...

Muy inteligente, herirla en su amor propio. ¿Sabías que Eva tentaría a la suerte?
Saludos Gabriel, siempre es un placer leerte.

Verónica Ruscio dijo...

¿Qué decir de tu final? La gloria de una muerte mitológica para la mujer y la sumisión del hombre agachado y pulcro, levantando el desorden del suelo... Me gusta, me gusta, je, je, je.

Saludos con sonrisas.

Elise Reyna dijo...

jajaj siempre ese humor, me ha divertido.
Cariños

Gabriel Bevilaqua dijo...

MJ, Patricia O., Juan (coincido con tu política, jeje), Doc, Susana, Isabel, Marce, Enmascarado, Verónica y Elise: muchas gracias por vuestros gentiles comentarios.

Saludos quiméricos ;)

Pablo Gonz dijo...

Touché, Gabriel: me esperaba el primer giro pero no el segundo. Ergo, me estoy riendo con la espalda hecha unos zorros.
Abrazos encantados,
PABLO GONZ

Gabriel Bevilaqua dijo...

Pablo, me alegro que te haya hecho reír, ésa es la intención del micro.

Saludos.

Jess Vilardi dijo...

jajajaja (sí, fue lo primero que me produjo, risa bendita), después, hice una mueca al imaginarme en el lugar de aquélla (:/). Al final releí el anillo sin grabar e imaginé cinco mujeres pasando por la misma historia...Y recobré el humor que se sugería desde antes. Me encantó.

Un abrazo,

Jess Vilardi

Jess Vilardi dijo...

Me produjo risa bendita al comienzo, luego hice una mueca al imaginarme en el lugar de aquella pobre y ciegamente casada -sentenciada-, mucho después, a más de cinco mujeres pasando sus dedos, en señal de un rito maldito, por el anillo sin grabar y, fue ahí cuando recobré el humor que se sugería desde el comienzo.Quiero leer más de esto!

Un abrazo,

Jess Vilardi

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola Jess. Obviamente el micro tiene un carácter humorístico y de sorpresa, y está dirigido a producir la bendita risa que mencionas; pero también, es cierto, que puede producir empatía hacia la pobre mujer, eso siempre lo decide el lector ;)

Y claro, un gusto que te haya encantado.

Saludos duplicados (los post más viejos están moderados para que no se me pasen comentarios).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...