martes, 25 de mayo de 2010

1810-2010



Quizás haya llegado el momento de comenzar a ser adultos…



19 comentarios:

Marian dijo...

Y...¿cual es el motivo?, tan sólo 200 años no son suficientes para abandonar la adolescencia, la niñez...

Claudia Sánchez dijo...

Definitivamente Gabriel. Ya es momento de aprender.
Saludos!

Víctor dijo...

Pues sí, con 200 tacos encima ya se puede ser adulto (sin dejar de comportarse como un niño, claro está). Muy argentino ese humo de la imagen, Gabriel.

Saludos.

Gloria dijo...

Creo que no nos será fácil se adultos aunque hayan pasado doscientos años. El entusiasmo exagerado y el desconsuelo inútil nos balancean en un mundo infantil.
Mas, hago votos por alcanzar el equilibrio de la adultez.
Un abrazo.

Elisa dijo...

Pues... el cumplir años no es ninguna garantía... desgraciadamente.
Basta con abrir cualquier libro de historia del "viejo mundo". :(

mis largos pies dijo...

exactamente esas palabras decíamos ayer mi amiga y yo, bueno quizás con poquito más de certeza: ha llegado, vaya.

Esteban Dublín dijo...

Quizá.

(El título es inmejorable).

Virginia Vadillo dijo...

Mi ignorancia sobre qué se celebraba me llevó a poner las fechas en google... curiosamente lo primero que abrí fue un enlace a un artículo de opinión en un periódico digital que está ilustrado con un cuadro de un "argentino equilibrista". Jeje, me acordé inmediatamente de tu elefante!! ¿Todos andais sobre un alambre por ahí? :)
Feliz aniversario, en cualquier caso!
Besos!

Virginia Vadillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elisa dijo...

¡Qué buena la imagen que ha encontrado Virginia! Se merece una mini.

Y, por supuesto, feliz aniversario.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Marian, claro que tienes razón en cuanto a que siempre hay que conservar esa magia de la niñez; pero aquí lo que puntualizo es otra cosa.

Claudia, como argentina, vos entendés perfectamente a qué me refiero. Aunque visto lo visto parece que va a ser difícil.

Gracias Víctor.

Claro, Gloria, en buena medida a eso es a lo que apuntaba.

Por supuesto, Elisa, en todos lados se cuecen habas; pero ciertas cosas, actitudes como las que señala Gloria, una adolescencia política —propia de nuestra idiosincrasia— es lo que demanda una necesaria madurez.

Mis largos pies, vaya coincidencia, sí. Pero a mí me gusta imaginarte como a una niña ;)

Esteban, gracias por pasar.

Jeje, Virginia, acabo de leer el artículo y ver la imagen: sí es muy buena. Y sí, parece que todos andamos haciendo equilibrios sobre una realidad exigua de esperanzas.

Gracias, Elisa.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

En realidad yo creo que han habido muchos retrocesos... Fijate que hace 200 años había un grupo de personas que como pudieron defendieron la independencia de un país. Había un Moreno que escribió un plan que luego sirvió de base al resto de los revolucionarios argentinos, desde Alem hasta el Che. (Ok, leyendo el Plan de Operaciones, yo hay cosas que le sacaría porque resultan un poco totalitarias, pero para la época...) Lo asesinaron para callarlo pero sus palabras nos llegaron tanto tiempo después. Pasamos por un montón de conflictos, la Argentina se desmoronó cientos de veces. Y ayer, ver al pueblo reunido (pese a la oligarquía nucleada en su propio espacio, que para mí debería haber sido público también), a 2 millones de personas sin importar sus banderas políticas (y sin que les caiga encima una represión) me conmovió muchísimo. Sin embargo, le falta ese espíritu a nuestra patria actual, que nos pongamos de pie y cambiemos, darnos cuenta que con todo lo que tenemos no podemos permitir que haya gente con hambre, desempleada, marginada, etc. Quizás, sólo con lo que llevaban puesto quienes ayer estaban en el Colón se hubiese alimentado a todo el país. Esas son las cosas que ya no pueden permitirse ( o no podemos permitir). Cuando nos demos cuenta de eso, cuando dejemos de darle importancia a las riñas políticas y mediáticas y nos demos cuenta que el problema está básicamente en el sistema, recién empezaremos a madurar.

Cariños!

Metalsaurio dijo...

Feliz aniversario!y que cumpláis muchos más :)

...y bueno, agradecer al pueblo argentino la acogida cuando de aquí salíamos embarcados para encontrar una vida mejor...(y acabamos convirtiendo Buenos Aires en la quinta provincia gallega :)

Gabriel Bevilaqua dijo...

Sol, lo de la madurez tiene que ver, desde mi punto de vista, más con un cambio de ciertas actitudes, como expresaba Gloria, que con un cambio de sistema. Tal vez si se respetara la constitución de 1853 (la división de poderes, entre otras cosas), la situación pintaría un poco mejor. En todo caso éste no quiere ni pretende ser un comentario político, ya que el Elefante es un espacio literario y de arte (o al menos a eso se aspira) sino una pequeña expresión de deseos.

Gracias Metalsaurio. Sí, así es, se decía que Buenos Aires era la quinta provincia gallega, y, si mal no me acuerdo del dato, había más gallegos en ésta que en La Coruña. Así como más pizzerías que en Nápoles.

Saludos cordiales.

Miguel dijo...

"Que doscientos años no es nada..."

Saludos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Si Miguel, también había pensado en la analogía con la letra del tango. Por cierto, bienvenido.

Saludos.

Magah dijo...

Abandonar la adolescencia, con lo que ello implica y comenzar a hacernos cargo.

Palabras como nubes dijo...

Creo que en eso estamos, Gabriel. Y un pequeño ejemplo de que vamos madurando fue nuestra conducta los días de festejo. Miles y miles de personas y , oh, grata sorpresa, ni un problema, ni una vidriera destrozada, por ejemplo.

Saludos
Jeve.

Gabriel Bevilaqua dijo...

De eso se trata, Magah.

Jeve, ojalá así sea.

Saludos cordiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...