martes, 12 de enero de 2010

La bestia


SE SENTÓ junto a la fogata con el Winchester 66 calado entre los brazos. Pasaría la noche en vela. Si la bestia se atrevía a manifestarse, la llenaría de agujeros. A medianoche, el frío lo obligó a liberar una de sus manos del «Yellow Boy» para poner un poco de agua a hervir. Cuando su garganta acogía el primer sorbo de café, los arbustos se agitaron. Antes que la taza tocara el suelo, disparó. Una mano emergió entre el sotobosque acompañada de una súplica. Sin dejar de apuntar, le ordenó a la voz que se mostrase. Al ver a la chica, bajó el rifle. Entre sollozos, aquélla le contó que tras arrojarla, su caballo había huido. Hacía horas que deambulaba a merced de la bestia. El hombre no supo cómo disculparse por lo acontecido, pero «treinta descuartizados en seis meses le meten miedo a cualquiera», dijo, mientras dejaba el Winchester a un lado para vendarle el brazo. «Treintiuno», replicó la joven en el justo instante en que las nubes desvelaban la blanca redondez de la luna…


Safe Creative #0906154026661

17 comentarios:

Gloria dijo...

Admiro la capacidad de crear cuentos cortos y en éste encontré todos los ingredientes.
¡Muy bueno!

Virginia Vadillo dijo...

¡¡Qué buen cuento!!

...pero la sonrisa de una mujer jamás ha sido una cosa de fiar... nanana.. nanana... ;)

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gloria, muchas gracias por tan amable consideración.

Muchas gracias, Virginia; conste que la frase la has citado tú ;) Por el nanana, supongo que debe ser de una canción.

Saludos cordiales para ambas.

Palabras como nubes dijo...

Muy buen micro. La confianza mata, che....

Abrazo
Jeve.

Metalsaurio dijo...

por eso siempre dos veces antes de preguntar :)

por cierto, un regalo por si te aburres...te dejo un recortable de alguien que seguro que conoces:

http://www.cubeecraft.com/characters/character230.jpg

(a él no le hubiese cogido desprevenido "la bestia")

Un saludo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias Jeve.

Jaja, Metalsaurio bien por este "Gurren-Lagann", recortable y superdeformer. De chico (ayer) me gustaba bastante armar estas figuras; será cosa de desempolvar la tijera...

Saludos.

Delfín Beccar Varela dijo...

Muy buena mini Gabriel. Una muchacha complicada, espero no encontrármela (aunque creo que más de una vez me he topado con alguna así)

Abrazo.

actimoliner dijo...

Sorprendente final y muy bien conseguido el ambiente. Las visitas al elefante nunca defraudan.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Delfín, Elisa: ¡muchas gracias por tan amables consideraciones!

Saludos.

Virginia Vadillo dijo...

Sí, es una canción... um... digamos que divertida! De Platero y Tú
(jeje, yo no debería decir esas frases, pero se me vio a la cabeza nada más leerte!!)

Gabriel Bevilaqua dijo...

La acabo de escuchar Virginia: suena muy bien, es pegadiza; me gustó. Gracias.

Saludos funambulescos.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

es lo primero que leo tuyo y he de reconocer que es verdaderamente bueno.
Me impacto mucho el principio, no se leen este de giros tan al principio. Me fascinó.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Daniel, muchas gracias y bienvenido al Elefante.

Saludos.

Víctor dijo...

Llego un poco tarde pero no me puedo callar el comantario. Muy bueno, Gabriel. Sobre todo el final, ese "treintainuo", seco, rápido, mortal. Aunque yo lo hubiera terminado justo después de "replicó la joven". Pero repito: muy bueno.

Me doy una vuelta por aquí.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias Víctor y bienvenido a mi sitio. En cuanto al final, tienes razón en que el texto admite el cierre donde señalas pero en su momento me decanté por dilucidar la "naturaleza" de la bestia. El punto de cierre es siempre todo un tema.

Saludos.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Fascinante Gabriel. Ahora, qué facil que bajan la guardia los hombres ante una dama, qué fáciles de engañar son, ja ja.
Muy bueno, me encantó.
Cariños!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Sol.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...