martes, 10 de marzo de 2009

El ahogado


—Supo que se ahogó un muchacho, Don Heliodoro.

—Seguro que fue en el recodo.

—Se equivoca, no fue en el río.

—¡Caray!, entonces habrá sido en las tosqueras.

—Tampoco.

—Isidro, me tiene desconcertado; no se haga la virgencita y dígame: ¿dónde ocurrió?

—En la propia casa del occiso.

—¡Ah, en el tanque de agua!

—No precisamente; más bien fue en un vaso de agua.

—¡Ja!, le desconocía esa arista Isidro; ya sabe que no soy dado al humor.

—No es chiste Don Heliodoro, fíjese que el comisario necesitaba un testigo y tuvo la fortuna de encontrarse con un servidor. No se imagina lo hinchado que estaba el cuerpo.

—Y la sigue…

—Le juro por mi santa madre —dijo Isidro antes de hacer tres veces la señal de la cruz sobre sus labios, y agregar—: ¡Dios la tenga en la gloria!, que le expongo la verdad.

—¡Caramba!, va en serio entonces la cosa; pero, dígame, sería de mi conocer el mocoso.

—Déjeme ver… ¿la ubica a la Gumercinda?

—¿Ubicarla? Sepa que no había flor más anhelada en mi época.

—Bueno, era su hijo.

—¡Hombre!, haber empezado por ahí… ¡pobre Pulgarcito!


7 comentarios:

Brujita dijo...

me ha encantado!!!!
besines embrujados

Adela dijo...

Muy bueno. Ya te había visto por mi blog, pero no había tenido tiempo de conocerte "personalmente". Bárbaro, me verás con frecuencia.
Un saludo cubano,
ADE (la de Mi Librería)

mickname dijo...

Genial.
simplemente, me encanta!
Gracias por regalarnos estas cosas!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Brujita, ¡bienvenida! Puedes desplegar tus hechizos por aquí cuando quieras. La ventana siempre estará abierta para que puedas entrar con tu escoba ;)

Adela, siéntete bienvenida. Y claro que sé que eres la de Mi Librería, muy buena e interesante por cierto.

Mickname, gracias a ti por pasarte por El elefante.

Saludos cordiales para todos.

Virginia Vadillo dijo...

JAJAJAAJAJAJA!!!!
Simplemente genial!! ;)

aus dijo...

mmm, ¿de ahí vendrá el dicho "ahogarse en un vaso de agua?

vengo a dejarte besos, he andado un poco desconectada, pero no dejo de visitarte.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola Virginia, la pensé para despertar sonrisas, pero ¡qué bueno la risa! ;)

Aus, podría ser, ¡tan incierto es el origen de algunas frases! Gracias por tu visita (ya sé que siempre te asomas a la cuerda aunque no te subas).

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...