miércoles, 5 de noviembre de 2014

La fila



EL HOMBRE saca una pistola y le dispara en la nuca a la mujer que lo antecede. Sin perder tiempo, sortea el cadáver y continúa con un anciano, una chica punk, un joven de traje. La gente está horrorizada, no obstante, se resisten a abandonar la fila. Son demasiadas las horas invertidas y todos albergan la esperanza de que al impaciente, de un momento a otro, se le acaben las balas.
.

11 comentarios:

Manuel Montesinos dijo...

En tu línea de talento, texto que impacta y que se "cuela" hasta las entrañas, la gente aguanta y aguanta. Muy bueno

Eduardo Mancilla dijo...

Tengo tantas horas en colas que me siento identificado con el personaje. Excelente micro de un blog extraordinario. (Y no exagero...)

Laura dijo...

Felicidades Gabriel!! No se si te cuesta horas, dias o meses crearlos pero admiro tus resultados.
Un besazo desde mis palabras. :)

Nicolás Jarque dijo...

Muy bueno, Gabriel. Es un microrrelato critico de todas esas colas absurdas que nos obligan a hacer y que muchos no abandonan ni con el fin del mundo.

¿Puede que ya te leyese este micro en algún concurso o en otra página?

Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Gabriel: mini genial inscrita en el género del absurdo. Abrazo.

Arantza Portabales dijo...

Genial Gabriel

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Manuel. Es que a algunas filas hay que “aligerarlas”, caso contrario parecen eternas.

Gracias, Eduardo; exageración incluida :) Y, por supuesto, bienvenido al Elefante.

Gracias, Laura. A veces salen rápidos; otras, sumamente lentos; pero el secreto siempre está en corregir (y eso sí que lleva su tiempo). Besos.

Sí, Nicolás; está publicado en el Arca Ficticia bajo el pseudónimo de “Hyperión”, ya que obtuvo una mención especial.

Gracias, José.

Gracias, Arantza; creo que es la primera vez que me visitas “oficialmente” (puedo equivocarme), así que, bienvenida al Elefante.


Saludos funambulescos

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Genial. Da para pensar mucho además. Funciona como un tiro.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Miguel Ángel. Nunca mejor usada la imagen de que algo funciona como un tiro, como para el presente caso ;)

Saludos cordiales

Sara Lew dijo...

Hola, Gabriel. Genial, como siempre.

Aquí te dejo el vínculo de la interpretación que hace mi hijo al piano de Song From A Secret Garden, la hermosa música que acompaña tu blog.

http://youtu.be/obwIkzKs4Ws

Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Sara. Muy bonita y meritoria interpretación -y además la ha aprendido de memoria-; ¡felicidades!

Saludos funambulescos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...