viernes, 17 de junio de 2011

Lazos

Habitación vacía



LE PROMETIÓ al niño que lo esperaría. Ahora, tras la muerte del pequeño, todas las noches los padres escuchan un débil lloro proveniente de su habitación. Ignoran que un amigo imaginario jamás rompe su palabra.



Safe Creative #1106179487341

.

16 comentarios:

MJ dijo...

Unidos para siempre por un lazo invisible.
Es un micro triste y tierno a la vez.

Un abrazo.

Verónica Ruscio dijo...

Triste, mucho. Muy bueno.

Patricia Nasello dijo...

Muy emocionante, Gabriel

Patricia Nasello dijo...

Sin solicitar tu permiso lo he subido a mi fb, espero no te moleste.
Un abrazo

escarcha dijo...

triste, pero cierto, los amigos imaginarios son fieles!

vine porque te vi en el face de una amiga: Patricia Nasello
tienes un blog hermoso.
me quedo!

www.elblogdeescarcha.blogspot.com

Sara Lew dijo...

Se eriza hasta el alma al leer este relato, Gabriel. Y eso es bueno.
Un abrazo.

Alma dijo...

Es tan dulce ¡y tan triste!

Un beso, Gabriel

Elise Reyna dijo...

Es muy buena esa mini Gabriel.
Cariños
Lucía

Elisa dijo...

Qué buen micro, Gabriel, y la rotunda frase final, un broche de oro.
Enhorabuena.

Anita Dinamita dijo...

Una pequeña maravilla, todo el dolor de la pérdida condensada en el llanto del amigo invisible.
un abrazo

Romina E. dijo...

Escalofriante!
Intrépidas letras llevan a un final impensado, genial!

Palabras como nubes dijo...

Sí, de acuerdo, es el individuo quien se desprende de su amigo imaginario y no el amigo. Buenísimo micro.

J&R

Gabriel Bevilaqua dijo...

“Triste y tierno”. MJ, muchas gracias.

Verónica, muchas gracias, por este comentario y por el otro, tan bello, en FB.

Patricia, cómo me va a molestar, al contrario, muchas gracias por difundirlo.

Escarcha, muchas gracias y bienvenida al Elefante.

Sara y Almalaire, ¡muchas gracias!

Gracias, Capitana ;)

Elisa y Anita, muchas gracias.

Romina, muchas gracias y bienvenida al Elefante (te vi en seguidores hace ya un tiempo, pero, si no me equivoco, es la primera vez que comentás).

Jeve y Ruma, muchas gracias.


Saludos funambulescos.

Yun Rodríguez dijo...

¿Para qué tanta lealtad? Si el niño viviese lo olvidaría tras la primera novia.

Mónica Ortelli dijo...

Excelente micro, Gabriel. Resolvés bien estos temas tan duros.
Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Buen punto, Yun, pero creo que ahí está precisamente la potencia del micro: en la lealtad del amigo imaginario que continúa siendo fiel a su promesa y a su creador a pesar de lo que señalas.

Muchas gracias, Mónica.

Saludos y abrazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...