miércoles, 19 de enero de 2011

¿Qué elementos debe poseer un microrrelato para ser eficaz? Según…

Hermes Melcher, Pen


…dos autores.


En primer lugar calidad literaria, brevedad, intensidad expresiva conseguida con un lenguaje conciso. Yo aunaría sus esenciales factores bajo una denominación común de lectura fantástica del mundo, en la que cabe el factor sorpresa, el absurdo, el juego intelectual, simbólico etc. Pero a decir verdad no creo en las definiciones cerradas del microrrelato, o de cuáles son los factores imprescindibles en él. A excepción de la calidad literaria, todo está abierto en su creación, ya que su identidad abierta lo hace permanecer en constante cambio formal y conceptual.

Julia Otxoa


Tengo que responder con otra pregunta ¿Eficaz para quién? La eficacia depende mucho del lector. Los microrrelatos humorísticos suelen ser muy eficaces y son más masivamente eficaces cuanto más se aproximan al chiste, que no es lo deseable. Cuanto más elíptico, cuanto más compleja es su ironía y mayores son los conocimientos culturales que exige del lector, menos masivo será un microrrelato, pero muy grande será su eficacia en quien pueda acceder a él. Esto no impide que haya microrrelatos que son simultáneamente de alto nivel literario y fácilmente comprensibles. El ejemplo inmediato es Monterroso. Hechas estas aclaraciones, creo que para ser eficaz como microrrelato, una brevedad debe funcionar como una maquinita perfecta, diseñada y aceitada para llegar al final siempre un instante antes que su lector.

Raúl Brasca


…y según dos teóricos.


Como antóloga soy una antojóloga como decía Juan Ramón Jiménez. En Mínima expresión escogí textos que mostraban el desarrollo del género en Venezuela durante 100 años. Algunos de ellos porque representaban diversas vertientes, otros porque me gustaban. Ahora estoy haciendo una antología temática y escojo cuentos que me gustan. En realidad no puedo contestar la pregunta porque creo que con la minificción no hay recetas ni eficiencias. Textos muy diferentes funcionan igualmente bien. Deberían ser breves, claro, pero aparte de eso lo maravilloso de la minificción es que es siempre distinta, cambiante, poco apegada a reglas, decálogos y mandamientos. Esa sensación de estar sosteniendo un material inasible es lo que más me gusta.

Violeta Rojo


Yo no hablaría de eficacia, sino de originalidad, perfección o cualquier otro criterio literario. Cada texto propone sus propios criterios de lectura. En mi caso, cada proyecto de antología surge de una propuesta de lectura, lo cual me permite crear series temáticas o formales, establecer tradiciones genéricas, señalar relaciones intertextuales, reconocer estilos individuales, construir secuencias específicas, etc.

Lauro Zavala


Fuente: Internacional Microcuentista

Foto © Hermes Melcher, Pen

.

14 comentarios:

Artistalight dijo...

Totalmente de acuerdo, viva la libertad de creación !!

Luisa Hurtado González dijo...

Sin caer en los chistes. Para mi eso es importante y peligroso. Muchas personas hacen una gracia, otros los corean y se ríen, y los autores se creen escritores famosos de repente.
Hay una frontera dificil de encontrar que separa el chiste, el micro con gracia (que no es más que eso) y un micro encerrado en un chiste y que puede ser gracioso, pero que siempre es un micro.
Y la delicada frontera, depende de cada persona.
Vamos, complicado e interesante a un tiempo.

Marce dijo...

Yo repetiría la comparación y diría: Que el microrelato, es a la literatura, como el spot es al cine. En muy poca extensión de texto, se cuentan muchísimas cosas.

Torcuato dijo...

A fin de cuentas es algo vivo.
Creo que en cualquier arte, el microrrelato es mejor cuantas más lecturas aguanta.
Un abrazo, Gabriel

Elisa dijo...

Muy útil la recopilación. Me gusta especialmente la aportación de Raúl Brasca.

Y me encanta tu nueva imagen, con esa sonrisa que vuela desde de la foto :).

Pablo Gonz dijo...

Gracias por este post, Gabriel.
Un abrazo urgente, que me voy a escribir.
PABLO GONZ

almalaire dijo...

Yo creo que tiene que "descolocar"...a mi siempre me pasa con los tuyos :)

Besos

Esteban Dublín dijo...

Gracias por citar La Inter, Gabriel. Abrazos.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Artistalight, creo que es la primera vez que pasas por aquí o, al menos, que dejas huella; así que ¡bienvenida al Elefante!

Así es, Luisa. Agregar que el peligro del chiste en los micros acecha sobretodo en los de factura más breve.

Sin duda, Marce, esa cualidad es una de las que distingue a los micros.

Estoy de acuerdo, Torcuato.

¡Muchas gracias, Elisa! Estoy medio barbado ahí, jeje :)

Buenas letras entonces, Pablo.

Bueno, muchas gracias, Almalaire.

Cómo no citarla, Esteban. Hay mucho material interesante en esas entrevistas, como en toda la Inter.


Saludos funambulescos.

Daniel Sánchez dijo...

Buena recopilación son siempre muy didácticas.

Buen trabajo.

Baizabal dijo...

Pues me quedo con las cuatro y destaco la del maestro Brasca.

Ah, qué grata sorpresa encontrar a otro onironauta.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Así es, Daniel; hay muy buen material en esas entrevistas, entre otras cosas para comparar las opiniones y divergencias sobre el género tanto entre los autores como entre los teóricos.

Baizabal, la de Brasca da en el clavo sobre el asunto del chiste en los micros.
Jeje, aunque no dejé comentario, sí leí tu artículo en "Flexión teórica"; muy bueno, por cierto.


Saludos funambulescos.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

La minificción es un género resbaladizo a las definiciones. La ficción súbita es parte de la literatura menos convencional. Un micro relato es un océano dentro de una gota de agua.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Las definiciones, Francisco, siempre son resbaladizas, aún más en un género como éste, pero no dejan de ser interesantes. Por cierto, has dejado una muy buena: "Un microrrelato es un océano dentro de una gota de agua".
Ah, se me olvidaba: bienvenido al Elefante.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...