martes, 14 de septiembre de 2010

Anudando la realidad

Cobatas 01



UNA MANERA JUICIOSA de empezar la presente jornada sería, por ejemplo, averiguar quién es la mujer que me está anudando la corbata. Lo sería, claro, a no ser por el detalle de que también ignoro quién soy yo, y por tanto, desentrañar dicha cuestión se me impone como prioritaria. Ahora bien, he de confesar que a pesar de mis incertidumbres varias no me animo a subvertir la evidente paz que envuelve a la joven con preguntas fuera de lugar. Después de todo, ella ni siquiera se ha percatado de que un advenedizo ha entrado en la habitación y que alegremente acaba de pasar a través de nosotros.

Safe Creative #1009107290757

22 comentarios:

Patricia dijo...

Si "alegremente" ha pasado el advenedizo, tal vez tu personaje tenga una buena oportunidad de pasarlo bien de ahí en mas. Donde esté y sea quien sea.

Pablo Gonz dijo...

Me gusta el tono de la prosa. Se lee muy bien (o sea, lleva muy bien al lector). Pero la aparición del fantasma me parece forzada. Creo que le resta fuerza a la situación fantástica que están viviendo los personajes. Respecto a la gramática: no estoy seguro pero me parece que "a través nuestro" es un modismo del habla coloquial. Por escrito suele decirse: "a través de nosotros".
Un fuerte abrazo, Gabriel.
PABLO GONZ

ESGARRACOLCHAS dijo...

Los fantasmas no tienen ninguna educación, será que se aburren.
Un saludo

Esteban Dublín dijo...

Con la misma inquietud gramatical de Pablo, debo decir que el texto me parece fantástico. El lector juega un papel predominante en este cuento, porque lo invita a terminar la circunstancia que parece ajena de un hombre que ni siquiera sabe quién es.

Mis felicitaciones, Gabriel.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Sí, Patricia, yo creo que al protagonista le esperan unas situaciones, al menos, interesantes. A propósito, ¡bienvenida al Elefante!

Pablo, te agradezco desde ya la sinceridad de tu comentario; es importante porque a todos se nos pasan errores, o, como estamos involucrados con el texto, a veces solemos creer que éste funciona cuando no es así. Pero en este caso me permito disentir contigo. El micro juega con la indeterminación que vive el personaje y, también, con la que le transmite al lector. Has asumido que el fantasma es el advenedizo, pero ¿realmente es así? Ése es uno de los nudos a desentrañar. En cuanto a la forma “a través nuestro”, considero que ambas maneras son correctas. Me decanté por nuestro porque el relato está en primera persona y crea una mayor proximidad con el lector. En todo caso dejo apuntada tu observación, que te repito, te agradezco.

Esgarracolchas, bienvenido al Elefante.

Muchas gracias, Esteban. Con respecto al papel del lector, es como dices.


Saludos funambulescos.

almalaire dijo...

Quizá el desconocido haya pasado tan alegre porque el nudo de su corbata luzca impecable ya ...Me gusta mucho el relato Gabriel, es visual y sedoso :)


PS (Te he respondido en la Cueva y te he dejado un link en el comentario con el primer post, muchas gracias por todo. Un beso.)

Mónica Ortelli dijo...

Inquietante manera de comenzar el día con tal crescendo de incertidumbres... ¡menos mal que es un micro!
Saludos!

Virginia Vadillo dijo...

Vaya con esos fantasmas que vuelven de la nada!! Veo que sigues superándote, Gabriel, es un micro muy bueno :)
El título, además,me encanta!
Intentaré ir leyendo todo lo que llevo atrasado de ti
Un beso!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Muchas gracias, Almalaire; ya me paso por tu blog para leerlo :)

Jeje, Mónica; sí, menos mal.

Muchas gracias, Virginia; feliz de que hayas vuelto :)


Saludos cordiales.

Metalsaurio dijo...

Buenas,

Lei hace un par de días y con prisas el micro y lo dejé para más adelante para leer con más detenimiento el final.

No sé si has leído viajes por el scriptorium (de paul auster) pero se basa en un narrador desconcertado ante la situación que vive y las conjeturas que trama para tratar de averiguar qué sucede (el final...en fin, para mí que mr. auster no sabía cómo finalizarlo y quedó regularcillo). El caso es que tu relato me ha recordado a su libro.

En cuanto al final del tuyo...varias posiblidades, no? :)

1 - que el narrador esté muerto, la empleada de la funeraria es la que le anuada la corbata (y por eso no la reconoce) y el advenidizo es su alma al salir...si es así...¿el que habla es el cuerpo? vale, vale, opción disparatada.

2 - chica y narrador están muertos. el advenidizo está vivo. y el narrador no conoce a la chica porque ella ya estaba muerta...

3 - todos muertos. la corbata no existe. ni tampoco el micro. y la vida es sueño y los sueños son...

Tú dirás, genio :)

(por cierto, ya he retocado mi relato)

Gabriel Bevilaqua dijo...

Metalsaurio, has hecho una lectura muy atenta del micro, ¡un placer tener lectores así! Como apunté más arriba, parte del texto se basa en la ambigüedad de determinar quién es/son realmente el/los fantasmas. Para ello debemos recordar que los fantasmas no son siempre visibles y que las personas pueden atravesarlos descaradamente si no los ven (como, por ejemplo, en la película Ghost o en tantas otras). Es decir, que si bien cada lector puede hacer su lectura, la opción auspiciada por el autor es la número dos :)

En cuanto a Paul Auster, no he leído aún ninguna de sus novelas :( sí, algunos de sus cuentos :)

Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

Ja! yo creí que en realidad eran todos fantasmas y ella no vio al advenedizo solo porque estaba de espaldas.
Muy bueno Gabriel!
Saludos!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Bueno, Claudia, también es una posibilidad ;)

Saludos.

Gloria dijo...

¡Cuántas posibilidades ofreces en tan breve texto! Un verdadero éxito. Me encantó.
Un abrazo.

Zal dijo...

Hola! Veo que tenés bastante interes por la literatura y por escribir. Paso por acá para ofrecerte de participar en un foro que va dirigido a la comunidad literaria, tanto escritores como lectores. Espero que te pases a verlo
Te dejo la dirección:
http://prologoalailusion.foroactivo.com/
Y mi mail:
eljavo_guit@hotmail.com
Por si querés comunicarte conmigo. Un saludo!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Gloria.

Hola Zal, ya me he dado una vuelta por el foro, parece una linda iniciativa pero no creo poder participar por una cuestión de tiempo. Suerte con la página y, por cierto, bienvenido/a al Elefante.


Saludos cordiales.

unarevistaliteraria dijo...

Quizá sea mejor que la mujer desanude la corbata y que anude sus brazos al cuello.

Saludos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Sí, indudablemente, es una muy buena alternativa. Por otra parte, unarevistaliteraria, bienvenido/a al Elefante.

Saludos.

Revista A-Zeta dijo...

Buenas,

Soy María, editora de A-Zeta Revista. Nos encantaría contar con alguno de tus relatos en nuestro Concurso de Microrrelatos A-Zeta. Puedes mandárnoslos a revista.azeta@gmail.com.

Gracias,

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hola María, bienvenida al Elefante funambulista. Estuve echándole un ojo a la revista y parece interesante. Muchas gracias por la invitación, tal vez participe.

Saludos.

Carolina dijo...

Y no, la verdad es que uno nunca se cansa de leer a este muchacho.
Qué maravilla lo tuyo, Gabriel.

Gabriel Bevilaqua dijo...

No sé cómo te remontaste a un post de hace ya unos meses, pero es muy lindo cuando te comentan post viejos y no sólo el último. Y como si fuera poco, vaya piropo literario; no sé qué decir, más que ¡muchas gracias, Carolina!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...