domingo, 27 de junio de 2010

Mujer o monstruo, toda fémina es coqueta

.


TRAS SIGLOS de encabezar la lista de las peor peinadas de la mitología griega, Medusa lloró al descubrir que aquel encantador de serpientes era ciego.


Safe Creative #1006266681433

Arte digital © Émilie Léger, Medusa


20 comentarios:

Palabras como nubes dijo...

Ja! Bueno, a juzgar por algunas que veo, no debe ser el único.
Originalísimo micro, Gabriel, me gustó.

Abrazo
Jeve.

Claudia Sánchez dijo...

Es verdad, ¡qué ingenio! Muy bueno Gabriel.
Saludos,

almalaire dijo...

Era ciego de nacimiento? o se había quedado ciego después de tocar música moderna?(jeje)Me encantó, Gabriel

josé manuel ortiz soto dijo...

Muy buena mini, Gabriel. Creo que Medusa es uno de los personajes mitológicos más enigmáticos. Quizá de ahí venga mi encanto por la mujer de pelo ondulado.

Saludos.

carlos de la parra dijo...

Creo que el problema de Medusa era con los espejos,ésto sigue vigente con muchas despeinadas.

Rodrigo E. dijo...

Que buen micro. Te seguiré leyendo

No Comments dijo...

El micro es originalísimo y el título cierto al 100 %, jeje

Un saludo indio

Virginia Vadillo dijo...

Jeje, pobre Medusa! Buen micro, con un título muy acertado (y cada vez más extensible a los hombres también, jejeje!)
Besos!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Jeve, Claudia, ¡muchas gracias!

Almalaire, me halaga tu memoria: la verdad, yo creo que tienes razón este encantador de serpientes de alguna manera logró sobrevivir a la fábula de la música y encontró aquí una nueva historia. Pienso que como estilista de Medusa le va a ir bien ;) Muchas gracias.

José, creo que Medusa es un personaje que da mucha tela para cortar y, a diferencia de otros personajes míticos —tan caros al microrrelato— como las sirenas, no ha sido tan usado. Muchas gracias, por segunda vez ;)

Carlos, gracias por la visita.

Rodrigo, bienvenido al Elefante y gracias.

Muchas gracias, No comments.

A ver, Virginia… hummm; no, el título no queda tan bien en versión masculina, je. Ahora, en serio: muchas gracias.


Saludos cordiales a tan amables comentaristas.

Marcela dijo...

Seguramente Medusa encontrará otro buen encantador, que solucionará su desmañada cabeza.
Muy bueno.
Beso.

♥ Sussy* dijo...

Valla aunq las serpientes no me gustan mucho q digamos me encanto la entrada esta genial, un gusto visitar Tu Blog, un beso y un saludo que estes muy Bien.

Pablo Gonz dijo...

Sigo tu blog con interés, Gabriel.
Un abrazo,
PABLO GONZ

Gabriel Bevilaqua dijo...

Marcela, pero no necesita otro, éste era el que requería, por eso llora de alegría. Creo que no lo has pillado :( Gracias de todas maneras :)

Gracias, Sussy; y bienvenida al Elefante.

Gracias, Pablo.


Saludos cordiales.

elfantasmadelaguionista dijo...

Ciego?? Imagino como debe ser acariciar los "cabellos" de Medusa para adivinarlos o imaginarlos en la oscuridad...buff qué impacto.

Me encantó la entrada.
Un saludoooo

Elisa dijo...

Pues estoy con Virginia, aunque en el título no quede bien, la coquetería no es exclusiva de las féminas.
Qué hermosa imagen encontraste para tu divertido relato.
Y ENHORABUENA por la publicación de tu relato en el Extra de La Laguna, tiene que hacer mucha ilusión que tu obra ande circulando por México.
Un saludo.

Esteban Dublín dijo...

Ingenioso.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Sí, Fantasma, debe ser un tanto tétrico; pero se me hace que el hombre no va a necesitar acariciar los particulares cabellos de la dama, dado su oficio y condición ;)

Elisa, no sabría decirte con respecto a la coquetería, vivo en un pueblo de hombres recios.
Sí, la imagen es muy buena, dio un poco de trabajo hallarla, pero el que busca encuentra.
En cuanto al Extra, muchas gracias, así es, por allí anda, en tierras lejanas, haciendo camino lejos del autor y defendiéndose sola, como debe ser. De seguro, pronto tú también andarás por ahí ;)

Gracias Esteban.

Saludos funambulescos.

Miguel Ángel Gavilán dijo...

gracias por tus conceptos. me encanta tu página.s eguimso en contacto

Metalsaurio dijo...

Seguramente, más que mal peinada era rabia lo que había contra ella, pues todo el que la miraba (eso decían, yo no no tenido el dudoso gusto) quedaba como el encantador de serpientes, ciego :D

Un saludo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias a vos, Miguel.

Jaja, puede ser Metalsaurio, con la gente nunca se sabe.


Saludos cordiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...