lunes, 6 de mayo de 2013

Ocasos



TRAS recorrer la línea costera descubrí que el mejor sitio para levantar una choza era una ensenada al otro lado de la isla. Reuní lo poco que salvé del naufragio y, en parte para ahorrar tiempo, en parte por mi afán exploratorio, escogí acortar camino por su interior.
Desde entonces pasaron varias semanas. La selva se ha vuelto rotunda e impenetrable y, toda vez que pienso en desandar el camino, lo único que hallo al mirar atrás es un desierto que se prolonga hasta donde muere el sol.
Safe Creative #1206181824902

7 comentarios:

Elisa dijo...

Un placer leerte de nuevo, y con sorpresa, este no lo conocía. Pobre náufrago convertido en frontera entre la selva y el desierto interminables.
Buen micro.

Laura dijo...

Hola Gabriel. Lejos de intentar adivinar lo que encierra el texto de verdad, te diré que a mi me parece una metáfora de muchas vidas que conozco.

A veces, recorres un camino que crees más corto para llegar al sitio adecuado (lo fácil). Luego ocurre que el camino se torna en azaroso y se encuentran más obstáculos de los que creías en un principio (la selva). Y cuando quieres dar marcha atrás, ocurre que aquel camino breve que te pareció el mejor, es un desierto de soledades por todo aquello que perdiste o no supiste encontrar.

Vaya, que me gusta tu texto, y que si lo vuelvo a leer mañana, encontraré nuevos significados ¡estoy segura!.

Un abrazo y ¡a escribir! que se da de maravilla.

Cybrghost dijo...

Un texto complejo en su aparente simplicidad. Me dejó perplejo.

Francisco Espada dijo...

Tremendo; así suele ser, que vamos dejando detrás la muerte de todo aquello a lo que no prestamos atención obcecados con nuestros propósitos.

Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Elisa. ¡Qué extraño sorprenderte! ;)

Laura, no había tomado al micro por ese lado, pero la lectura que haces del mismo como una metáfora, ciertamente, está ahí, al pie de la selva (o del desierto). Esto demuestra como los autores escribimos desde lo lúdico sin tener plena conciencia de las diversas facetas que puede ocultar o implicar un texto. ¡Qué bueno que así sea! Gracias por la interacción, Laura :)

Cybrghost y Francisco, ¡gracias!


Saludos cordiales

Adivín Serafín dijo...

Se deja leer como un ejercicio de relajo donde todas las veces que lo haces notas placer en otro lado distinto al anterior.

Menos mal que es corto.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Adivín, y bienvenido al Elefante.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...