lunes, 19 de noviembre de 2012

Bodas



DURANTE los últimos diez años he asistido al casamiento de todos mis amigos. Y a sus velorios, un año después. Siempre.
Curiosamente, a los tres meses de cada muerte, se celebra una boda, con la misma novia. Pelirroja, de pies ligeros y ojos como ascuas. Siempre.
Esta tarde al fin es mi turno. Por siempre.
.

17 comentarios:

Francisco Espada dijo...

¡Hasta que tu muerte os separe, que seas muy feliz!

Romina E. dijo...

Qué sea muy feliz! For ever and ever!!!

Isa Segura B. dijo...

In pelirroja peligrorum...
Un placer ver los resultados.
Saludos.

Ana dijo...

uh! Todavía estás a tiempo. Buscate una rubia, o una morocha.
Buenísimo micro.
Saludos"

David Moreno (No Comments) dijo...

Escapa que aún estás a tiempo, huyeeeeeeeee

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Enmascarado dijo...

Jajaja, es casi como morirse ya de aburrimiento, claro, solo y sin amigos...tarde o temprano tenía que llegar.

Saludos.

Sandra Montelpare dijo...

Muy bueno. Y cuando dice "con la misma novia" pensé Zas! Fue le narrador también.
Saludos van, Gabriel. Un placer leer tus ficciones.

Cortacuentos dijo...

Buen micro, valiente acción y futuro demasiado cierto...

Cuídate y disfruta mientras puedas.

Una perta.

Victor Aranda dijo...

Es que nadie escarmienta en cabeza ajena :-)
Saludos

Alma de Adra dijo...

:D

Si es que las pelirrojas... ya lo dice el refrán castellano: "ni perro ni gato de aquella color"

Pero algo tendremos, no?

Beso, Gabriel

Gabriel Bevilaqua dijo...

¡Pero cuántos comentarios, qué bueno! :D


Francisco y Romina: me sumo a vuestro deseo :)

Isabel, además del placer de los resultados, una alegría el que pases por mi casa virtual ;)

Ah, no, Ana, El elefante se solidariza con el protagonista en sus gustos ;)

David, creo que el prota ya pasó por el altar.

Esmascarado: sin dudas, todo llega…

Gracias, Sandra, y bienvenida al Elefante.

Gracias, Cortacuentos.

Así es, Víctor. Bienvenido al Elefante.

Alma, ¿será que todas tiene algo de la Rita Hayworth de Gilda? ;)


Saludos funambulescos

Laura dijo...

Muy bueno Gabriel. Ese acto recursivo en el tiempo es el engranaje perfecto para decidir que: ¡no es tan malo casarse! ¡aunque sea con la misma!.

Veo que has pasado por capilla, así que de Felicidades, nada de nada. Besotes.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Gracias, Laura. Y aunque no suelo referir cuestiones personales, ¡por la capilla aún no he pasado!

Saludos cordiales

Belkys Pulido dijo...

Cuando uno lee historias así, entiende entonces a las amigas solteras que no oyen consejos. ¡De rojo!¡De rojo!, asegura uno, pero ellas insisten en ir por la vida con el tacón de aguja y la sonrisa libérrima.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Pero convengamos, Belkys, que el tacón de aguja tiene su atractivo… ;)

Saludos cordiales

Puri dijo...

¿Qué tendrá esa mujer, que todos la desean y a pesar de la certeza del desenlace, todos pasan por el altar?
Besos Gabriel

Gabriel Bevilaqua dijo...

Hummm...

Besos, Puri.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...