domingo, 22 de abril de 2012

Sabiduría temprana



LOS NIÑOS todas las tardes iban a jugar al fútbol junto a la casa de doña Adelaida. No les preocupaban los rumores sobre que la vieja era una bruja, sino todo lo contrario: estaban contentos de que cada vez que tiraban la pelota, las ventanas hechizadas la esquivasen.

13 comentarios:

Juan Ojeda dijo...

Eso es lo mejor de la niñez; la ausencia de preconceptos lógicos nos permite ver el lado bueno de las cosas.

Saludos.

Elisa dijo...

Me encantan esas ventanas hechizadas.

Verónica Ruscio dijo...

¿Será que esas ventanas las vende aquel vendedor que conocimos unos cuentos más atrás?

¡Definitivamente, quiero una ventana de esas!

Saludos.

Jéssica Vilardi dijo...

Las ventanas hechizadas de Adelaida no estaban desentendidas del fútbol. Tanto la magia como el juego sin prejuicios son connaturales a la infancia y a los brujos. Qué buena forma de condensar todo un enigmático mundo.

Un abrazo,

Jéssica Chiquillo V.

David Moreno (No Comments) dijo...

Los niños desconocen el peligro y se guían por la curiosidad, ventanas esquivando balonazos, jeje

Muy bueno Gabriel.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Francisco Espada dijo...

¡Genial, grandioso por su sencillez!

Laura dijo...

¡Qué chulo Gabriel!. Me encantaría jugar a la pelota bajo la mirada atenta de esas "ventanas".

Me parece que lo has contado fenomenal.

Besos

Sergio Cossa dijo...

Seguro que las ventanas también se alegraban de jugar con los chicos :)
Muy lindo micro.
¡Saludos, Gabriel!

Puck dijo...

Muy bueno. Los niños son más prácticos. jeje.
saludillos

Gabriel Bevilaqua dijo...

Juan, la mirada de los niños tiene esas cosas.

Elisa, para mí que estos niños son los mismos de cierto camino... no sé ;)

Vero, ¿será?

Jéssica, David, Francisco, Laura, Sergio y Puck, muchas gracias y también, por supuesto, para Juan, Elisa y Vero.


Saludos funambulescos

alma dijo...

Verónica se me anticipó...en el comentario que no en el pedido :)


Un beso

Verónica Ruscio dijo...

Tal vez nos hagan precio por cantidad, Alma. ;-)

Gabriel Bevilaqua dijo...

Cierto, Alma, lo recuerdo :)

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...